miércoles, 17 de mayo de 2017

La isla del Coco


Título: La isla del Coco

Autor: Bianca Aparicio Visonneau

Edición: Círculo Rojo, 2016

Género: Exótico, Aventuras

Número de páginas: 432

ISBN: 978-84-9140-753-9


Sinopsis…

Amparado por las sombras de la noche, el mayor tesoro de la corona española abandona las costas del Perú escondido en las entrañas de un navío mercante bajo la amenaza de la pérdida del virreinato. Es, sin duda, una carga demasiado tentadora para el capitán William Thompson. Con las manos manchadas de sangre, huye hasta la Isla del Coco para ocular el gran Tesoro de Lima. Lo que debía haberle traído riqueza y fortuna, acaba resultando ser una maldición que le aleja de su hogar y le lleva a perder a sus seres queridos. Tras su muerte, tan solo su hija sabe de la extraña historia de una lejana isla deshabitada, en cuyas profundidades se oculta un inmenso tesoro. Acompañados de un diminuto plano dibujado por la temblorosa mano de su padre, Clara y su esposo August deciden iniciar un viaje cargado de esperanzas. No imaginan que, tras el brillo del oro español, no hay más que oscuridad.


Sobre el autor…

Bianca Aparicio Visonneau es una joven escritora, hija de padre español y madre francesa, nacida el 18 de diciembre de 1983 en Alicante. Cursó estudios superiores diplomándose en Óptica y Optometría y en Magisterio de Lengua Extranjera.

Ha colaborado como voluntaria en varios proyectos en el continente negro, relacionados principalmente con la educación infantil, la sanidad y el empoderamiento de la mujer.
Su primera novela, Las sombras de África, nace de esos intensos viajes por cuatro de los cinco continentes. Su relato corto, Fantasmas, es seleccionado para su publicación dentro de la antología De seis a ocho.

En 2015 resulta ganadora del 2º premio en el VI certamen de microrrelatos Arvikis-Dragonfly, y participó como jurado en el III Concurso de Relatos Cortos de Playa Blanca (Lanzarote)
En 2016 obtiene el 2º premio en prosa del II Certamen de narrativa Dolores Ibarruri “Pasionaria”.

Actualmente es miembro activo de la Tertulia Literaria de Guardamar del Segura (Alicante) y se encuentra inmersa en sus próximos trabajos.

Mi opinión…

Esta es la segunda novela que leo de Bianca Aparicio pues ya hace un par de años me envió su primer escrito, Las sombras de África. Tanto me gustó esta novela que cuando Bianca se puso de nuevo en contacto conmigo para ofrecerme su nueva obra, ni lo dudé. Hoy os hablo de La isla del Coco, una novela que me ha sorprendido bastante ya que no sabía que estaba basada en un hecho real.

La historia comienza con un prólogo fechado en 1888 en Kona (Hawai) Un anciano moribundo confiesa a un joven la existencia de un tesoro, un gran y valioso tesoro, escondido en una isla: la isla del Coco.

William Thompson es un marino inglés que vive en Perú, en 1820, y trabaja como capitán de un navío mercante que cubría la ruta entre España y sus colonias americanas. William es viudo y tiene una niña de corta edad, Clara.

La situación política y social en las colonias es más que complicada. Desde hace uno años, el general San Martín está actuando como cabecilla en el proceso de independencia de estos territorios y esos aires ya han llegado a Perú.  Es cuestión de días que el virreinato caiga así que no es de extrañar que sean muchos los españoles que opten por abandonar el continente americano y regresar a la madre patria. Y precisamente William recibe un encargo de transportar un cargamento muy valioso por el que recibirá una cuantiosa cantidad de dinero. Lo único que sabe es que la misteriosa carga la transportan unos soldados realistas y unos miembros de la Iglesia, por lo que es de suponer que se trata de algo realmente importante.

Y es que, tal y como nos adelanta la sinopsis, la carga que transportan es el Tesoro de Lima, propiedad de la Corona española y que hace que aflore la codicia de quienes lo transportan hasta el punto de hacerse con el tesoro de forma violenta. La única solución que encuentra Thompson es viajar hasta la deshabitada isla del Coco (Costa Rica) y esconder allí el tesoro. Hasta que llegue el momento de volver a buscarlo y comenzar una nueva vida con su pequeña.

No voy a desvelar nada más, aunque la sinopsis ya nos pone sobre aviso de que Thompson desvela el paradero de este misterioso tesoro a su hija y a su yerno en su lecho de muerte, lo que nos lleva a pensar que Thompson no volvió a la isla ni recuperó lo que había robado. Si su hija y su yerno dan con él, ya os lo dejo a vosotros para cuando leáis la novela.

Porque es una novela que me ha gustado. Ha comenzado como una novela de aventuras, de aquellas que leía cuando tenía trece o catorce años y que me encantaban pues me permitían viajar, en mi imaginación, a lugares paradisíacos. Porque sí que os puedo adelantar que Thompson pasa parte de su vida, después de esconder el tesoro, en Kona (Hawai) y que su hija sí visitará la isla del Coco. Isla que no sabía que existía y sobre la que la autora nos cuenta su intento de población europea, sobre todo por parte de alemanes, allá por finales del siglo XIX y comienzos del XX. Dato que ya os digo que me ha resultado muy interesante.

Igual que me ha resultado interesante conocer el que esta novela está escrita sobre una base real. Sí, William Thompson existió y el robo del tesoro fue real. Igual de real fue su exilio en la isla de Kona (Hawai)

August Gissler, el yerno de Thompson en la novela, también existió aunque no tuvieron ese parentesco en la realidad. De su esposa, Clara (la hija de Thompson en la novela) no se sabe gran cosa, excepto que tuvo un desgraciado fin.

En cuanto al tesoro, nunca se recuperó. Si sigue escondido en la isla de Coco o no es un misterio, lo cual le proporciona más interés a esta historia. La isla del Coco era una auténtica desconocida para mí y tal y como nos cuenta la autora al final de la novela es, a día de hoy, un parque protegido, Patrimonio Natural de la Humanidad desde 1997 y Patrimonio Histórico Arquitectónico de Costa Rica.

La novela está distribuida en un prólogo y en tres partes. Abarca desde 1820 hasta principios del siglo XX y está repleta de aventuras, acción y misterio. Aunque la autora ha jugado con personajes reales, ha añadido otros de su inventiva que a mí por lo menos me han gustado mucho. Guadalupe y Orlando, dos amigos que tiene Thompson en Kona y que lo cuidan como a un hijo, me han resultado de lo más tiernos.

Si Las sombras de África fue una lectura que me gustó, La isla del Coco ha hecho que recuerde con nostalgia a mis primeras lecturas “serias” Además, ha conseguido que me declare fan de la escritura de Bianca Aparicio Visonneau.

La isla del Coco es una novela que se disfruta desde el principio hasta el final. Gracias a una narrativa ágil y fluida y a una historia muy seductora, la autora nos transporta a unas tierras paradisíacas en busca de una nueva vida al mismo tiempo que nos muestra lo cara que se puede pagar la codicia. Una lectura que recomiendo ya que estoy segura que os gustará tanto como a mí.

  • Agradezco profundamente a la autora el envío de un ejemplar de esta novela para leer y reseñar. 
  • Imágenes tomadas de Google 



1 comentario:

  1. El género de aventuras no me atrae demasiaod. me alegro te haya gustado.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.